Principio 90/10 o como dar la vuelta a una mala situación

Todos tenemos un mal día, una mala semana o una mala temporada, todo viene dado por una situación concreta lo desencadenó.

Hace un par de días conocía, través de un Tweet de Valentín SanJuan, el Principio 90/10 de Stephen R. Covey que viene a ayudarte a afrontar los problemas .

¿En que consiste el Principio 90/10?

El 10% de la vida está relacionado con lo que te pasa, y el 90% restante se relaciona con la forma en cómo respondemos.

Ante una situación dada uno realmente no tiene el control sobre el 10% que sucede, pero si sobre el otro 90%, uno determina ese 90% y lo hace a través de la reacción.

Nada mejor que un ejemplo

Estás desayunando con tu familia. Tu hija tira una taza de café y mancha tu camisa de trabajo.

Regañas duramente a tu hija por que te tiró la taza encima. Ella se pondrá a llorar. Después de hacerlo sigues de mal humor y te enfadas con tu mujer por dejar la taza demasiado cerca de la orilla de la mesa.  Empieza entonces una batalla verbal. Tú dando voces subes a tu habitación a cambiarte la camisa. Cuando bajas te encuentras a tu hija demasiado ocupada llorando terminándose el desayuno y no está lista para ir a la escuela. Ella pierde el autobús. Tu esposa se marcha al trabajo enfadada.

Tú conduces el coche a toda velocidad para llevar a tu hija a la escuela. Te ponen una multa de tráfico por exceso de velocidad. Tu hija te deja en la escuela sin decirte adiós. Después de llegar a la oficina 20 minutos tarde, te das cuenta que se te olvidó el maletín en casa.

Tu día empezó fatal. Y parece que se pondrá cada vez peor. Ansias llegar a tu casa, pero cuando regresas te encuentras con un pequeño distanciamiento en tu relación con tu esposa y tu hija.

Ahora bien, las preguntas que viene a tu cabeza serán ¿Porqué tuviste un mal día? o ¿Quién o qué es el responsable?.

Pregúntate quien es realmente el responsable de amargarte el día y por supuesto el de los que te rodean, ya sea tu familia, tus amigos o los compañeros de trabajo.

a) ¿El café lo causó?
b) ¿Tu hija lo causó?
c) ¿El policía lo causó?
d) ¿Tú lo causaste?

No te engañes, la respuesta es la “d”. No tenias control sobre lo que pasó con el café. La forma en como reaccionaste los siguientes 5 segundos fue lo que dio inicio tu día fatal.

Todo podría haber sucedido de un modo muy distinto si cuando el café te manchó hubieses reaccionado de otro modo. Si le hubieses dicho a tu hija: “esta bien cariño, solo necesitas tener un poco más de cuidado la próxima vez” y después de cambiarte de camisa y coger tu maletín, bajases de la habitación sin alterarte.

La situación es la misma pero la reacción ante esta ha sido diferente y el resultado por supuesto le también lo es. ¿Por qué? realmente no tienes control sobre el 10% de lo que sucede, el café derramado, pero si sobre el otro 90%, el que se determinó por tu reacción.

Os dejo la particular interpretación de Valentin San Juan, mismo principio visto de otra forma de interpretarlo.

 

Un principio que voy a aplicar desde ya, realmente útil para bajar el nivel de stress y vivir la vida de otra forma mucho mas sencilla y agradable.

Tú decides si quieres ser una victima o la solución a las situaciones problemáticas ante las que tiene que enfrentarte  en el día a día.

 

Deja un comentario:

Tu correo email no será publicado

Site Footer